La psicología de las inversiones

Al hablar de inversiones y trading se habla de instrumentos, sistemas, las mejores formas de conseguir buenos rendimientos, etc. Sin embargo, el tema de la psicología no es tratado con frecuencia.

En esta publicación te enseñamos las emociones claves que debes conocer en cuanto a psicología, preparándote para posibles escenarios futuros en tu camino como inversionista.

El rol de la psicología

La psicología, emociones, irracionalidad, juegan un rol sumamente importante en inversiones, todos son parte inseparable del ser humano y afectan en nuestra toma de decisiones.

La forma de pensar de un inversionista es incluso mas importante que sus conocimientos técnicos y fundamentales, mencionan estudiantes del comportamiento.

Muchos de los inversionistas dejan de lado el aspecto psicológico al invertir.

Un «Inversor inteligente» como lo menciona Benjamin Graham en su libro, actúa de manera racional y controla sus emociones de forma excepcional, es paciente, tranquilo y sobre todo, posee un alto grado de confianza en si mismo y es capaz de aprender tanto de sus errores, como de los de otros.

En el mismo libro, Graham ilustra el caso de Isaac Newton, el cual pierde gran parte de su capital por toma de decisiones emocionales al invertir.

Esto es una prueba mas de que no importa que tanto IQ se posea, la psicología juega un rol sumamente importante.

Las emociones que pueden dañar tus inversiones (y tu capital)

A continuación, analizamos algunas de las emociones mas comunes que se pueden presentar al momento de invertir y de las cuales debes ser consciente para evitar perdidas no deseadas.

Codicia

Sin duda, la mas peligrosa de las emociones negativas. La codicia hará que entres al mercado en busca de ganancias irracionales, teniendo grandes expectativas de cada operación y esperando rendimientos grandísimos.

La codicia hará que entremos en un mercado alcista, por miedo a perder la oportunidad de ganancias.

Si entramos al mercado con codicia y acertamos en nuestro análisis, esta solo se alimentara, creciendo cada vez mas y posiblemente, generando un exceso de confianza.

Si por el contrario, nuestra operación falla, podríamos entrar en la conocida inversión por venganza, entrando de nuevo al mercado para recuperar nuestra perdida.

Para combatirla, debemos establecer objetivos razonables.

Si somos inversionistas a largo plazo, una vez que entremos al mercado, deberemos olvidarnos de nuestras inversiones. Si vamos ganando o perdiendo, no nos importa, ya que estamos en el juego a largo plazo.

Si somos traders, establecer siempre un Stop Loss para nuestras operaciones, así como un Take Profit. Esto nos ayudará a salir del mercado automáticamente, ya sea que nuestra operación gane o pierda.

Exceso de confianza

Si tenemos una racha de operaciones exitosas, es posible que nuestro ego aumente y pensemos que es fácil sacar dinero del mercado.

Esto puede llevar a aumentar el tamaño de nuestras posiciones o realizar mas operaciones de las debidas, lo cual pone en riesgo nuestro capital.

Independientemente de las operaciones exitosas, debemos mantenernos a margen de nuestro plan: invertir lo establecido en cada operación y dejar el ego a un lado.

Como dice Mark Douglas en su libro Trading in the Zone: Recuerda que nadie puede batir al mercado, el mercado no esta a tu favor ni en tu contra, es un ente neutral.

Se humilde con tus ganancias y analítico con tus perdidas.

Miedo

Se dice que el ser humano no controla sus emociones, sus emociones lo controlan a el.

El miedo, al presentarse, hace que nuestra toma de decisiones sea, la mayor parte de las veces, errónea. Esto no solo sucede en las inversiones, sino en todo ámbito de nuestra vida.

Para tener éxito como inversionista y trader, debes aprender a dominar al miedo en tu mente. Si bien, es imposible no sentir miedo, el controlarlo si que es posible.

Confía en tu sistema, confía en tus decisiones y realiza tus operaciones de forma segura, de esta forma, el miedo no tendrá oportunidad de aparecer.

Recuerda que el mercado se basa en probabilidades, nosotros, los inversionistas y traders, somos solo una pequeña parte del mercado. Esto significa que, una vez que realizamos nuestra operación, influir en el comportamiento del precio es prácticamente imposible.

Si estas arriesgando mucho capital en tus operaciones, es posible que tengas miedo de perderlo, por lo que disminuir el riesgo puede ayudarte.

No vale la pena invertir o hacer trading si cada vez que tenemos alguna posición abierta en el mercado no podremos relajarnos y alejarnos. Una vez mas te lo digo, confía en tu sistema, y deja que el mercado haga su trabajo.

Conclusiones

Como te habrás dado cuenta, existen ciertas emociones a vigilar cuando se invierte o se hace trading.

Entrar en este mundo es sinónimo buscar crecimiento, no solo financiero, sino también personal y sobretodo, emocional. Si aprendes a lidiar con tus emociones de forma correcta y lo aplicas en tus inversiones, la recompensa sera enorme.

Espero que te haya gustado la publicación, un tema que sin duda, es sumamente interesante.

Si tienes dudas o comentarios, te invito a escribirlas en la parte de abajo, tratare de contestar a la brevedad.

Muchas gracias por leer

Acerca del autor

Dahel

Ingeniero Mecatrónico apasionado por las inversiones. Dame la oportunidad de compartirte mi conocimiento y mejorar juntos tus finanzas personales.

Ver todos los artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *